-
The most important kind of freedom is to be what you really are. You trade in your reality for a role. You trade in your sense for an act. You give up your ability to feel, and in exchange, put on a mask. There can’t be any large-scale revolution until there’s a personal revolution, on an individual level. It’s got to happen inside first. {Jim Morrison}

Siganme los buenos ↓

··············································!!!.....................········ Inicio ··|·· Sobre mí···· ··· Formspring | Twitter


Still alive.

La noche que despojaba en ella el frío que brinda un amargo temporal a una vida de confusión se hospedaba justo debajo de sus ojos, dejando en evidencia la ausencia de sueño que cargaba hacía ya un largo tiempo. Su mirada sólo sostenía la pesadumbre que acarreaba en sus hombros, y existía para que quien la viera se diera cuenta de que, a pesar de la intemperie a la que se sometía día tras día, seguía con vida.

Je m'appelle Lucie.

Suerte de pequeña mitómana que adolece de torbellinos imperceptibles en el confín de lo que su mente idealiza. Un alma vacía que aguarda frente a ese abismo que deja en evidencia una delgada línea separadora de lo que es y de lo que desea ser. Comprende que un paso en falso la llevaría directo a la afilada espina de la más refinada y exquisita rosa.


Free as a bird.

Mi cabeza estalla una vez más convirtiéndose en miles de partículas que salen disparadas hacia todos lados como vidrios impulsados por una fuerza involuntaria. Mi cuerpo queda intacto, como si no se pudiese percatarse de lo que sucede arriba. Camina. Corre. Actúa tal como si nada hubiera sucedido. Sin embargo, puede oír una voz, como un leve murmullo, que intenta advertir que algo se atrofió por alguna causa que desconoce. Ahora continúa pero con una sensación distinta, a cada paso logra escuchar un latido de su corazón, se da cuenta de que sigue palpitando, intenta concentrarse en lo que antes consideraba nimiedades. Dejó de caminar. Ahora está en silencio, puede percibir su respiración. Alcanza a oír los sonidos que la naturaleza ofrece, los pájaros cantando canciones inventadas por un compositor frustrado al que ya nadie presta atención, las risas de una pareja de jóvenes experimentando las primeras cosquillas de eso que suelen llamar amor. Eran esos sonidos que antes consideraba bullicio, de los que no se había percatado de la belleza que ofrecían. Jamás había respirado el perfume de una flor, el aroma a libertad, jamás había rozado los labios de la sencillez. Ahora era libre. Libre como un pájaro.


------------------------------------------------------ - -